sábado, 16 de febrero de 2013

La punk poesía



Arturo Sodoma está tostado, o quizás sea el más cuerdo de los poetas que rondan este nuevo siglo, su libro La punk poesía. Fin del mundo (El Quirófano ediciones, 2012) es un retrato de cicatrices duras, donde la violencia es el fondo y fuente. Poemario salvaje, de sirenas a todo volumen, de alarma indetenible.

Sodoma es un telúrico en su decir, su poesía se ha bañado de ácido para desfigurar el pasado y presente de un lector aún relleno de asombro. Su obra tiene vida, y late, come, sangra y fornica con los estereotipos más insanos de este mundo. Aquí algunos fragmentos, que por alguna sucia razón, me detuvieron:     

por qué no amar a todo el mundo?
El mundo necesita amor y paz y bombas molotov y hambre y sida
El mundo necesita bacterias y pan descompuesto
Al mundo le gustan las epidemias
los orgasmos falsos
Por qué no amar al mundo si somos lo que somos y así somos bellos
Por qué no nos amamos los unos a los otros como lo hacían los hippies apestosos
Por qué no nos drogamos como Dios manda
(Amo al mundo y a mi semejante, p. 7)
 
Necesito un dios que sea punk que coma papa podrida y whisky en el desayuno
Que sea muy valiente y enfrente a la policía con sus puños láser
(Necesito un Dios, p. 9)

Sucede que ese día no cogimos
Sucede que estoy cansado de ser un panteon
Lleno de cuervos y de flores amarillas
Sucede que estoy lleno de recuerdos y desgracias
Que por momentos llegan como lluvia
A mis manos temblorosas
(¿Alguna vez dije que te amaba?, p. 26)

Hoy es un día de mala fortuna para aquellos que nacimos bajo el signo de la violencia
y de la pornografía doméstica
El horóscopo de hoy dice
Que si salgo
Me quedaré como la mujer de lot
Callada
Mientras ve con sus ojos de sal
Como su esposo fornica con sus hijas
(Horóscopo, p. 54) 

1 comentario:

Nallely García dijo...

Dónde puedo conseguir este libro de Punk poesía??