jueves, 30 de julio de 2009

El Cuervo en su primera edición

La creación y difusión de revistas electrónicas está en auge, eso me dice el correo electrónico al ver las invitaciones a bajar estas revistas. Veo el lado positivo de todo esto: la difusión de textos que están condenados al localismo, veo la salvación para ellos, el recorrido lejos de aquí donde el olvido no los atrape.

Es en este acelerado acontecer de revistas virtuales que me encuentro con El Cuervo, una revista argentina, cuyo editor y diseñador Lucas Vallejo, intenta continuar en la línea que ya ha hecho suya Paolo Astorga en su Remolinos.

El primer número de El Cuervo comprime un interesante compendio de poesía, narrativa y artículos de escritores latinoamericanos y europeos. 73 páginas que nos guiarán hacia voces nuevas (o desconocidas para muchos) y otras ya conocidas en este ámbito.

El Cuervo recién empieza a dar sus primero picotazos, es solo cuestión de tiempo para que logre un merecido lugar dentro de las publicaciones de esta clase. Bien por Vallejo que decidió crear este medio alternativo. Desde este espacio le seguiremos la pista, mientras comparto con los lectores la dirección del blog en donde podrán acceder a bajar el primer número.

http://revistaelcuervo.blogspot.com


martes, 28 de julio de 2009

El recorrido del Larva Fest


Dentro de los festivales rockeros de Ecuador, Larva Fest es uno de los más sobresalientes en el país, no porque en él se den cita bandas extranjeras de peso y trayectoria, y porque la concurrencia sea superior a cualquier otro festival en Ecuador como la Semana del rock o el mismo Al sur del cielo, cada 31 de diciembre. No, el Larva desde sus inicios se volvió clave en el desarrollo de la música rockera por esa tendencia a estimular a cada banda de distinto género. No es gratuito que cada vez que se realice este festival se premie a varias agrupaciones, ya sea por la vocalización, presencia escénica, mejor trabajo discográfico del año, entre otras cosas que la organización valora e impulsa a depurar más.

Estar nominado en el Larva es para pocos, para elegidos que han demostrado talento y muchas ganas para seguir en la música, sobre todo en un terreno difícil como el rock, donde nadie espera volverse Rock Star y solo les basta y reconforta difundir su música, saber que no se es parte de ese montón de bandas que cada año nacen y cada año mueren.




Juan Vásconez, su creador y representante de la organización, desde Ambato llamó la atención con este novedoso festival y premiación. Desde entonces Larva Fest ha sido para la comunidad rockera ecuatoriana esa especie de Wacken en Alemania, donde las legiones rock metaleras de todo el país se dirigen.

Este año el Larva ha logrado un auspicio certero: Ministerio de Cultura de Ecuador, y no solo Ambato será la sede. Ciudades como: Baños (8 de agosto en el Estadio Municipal) Ambato (15 de agosto parque La Cantera) Salcedo (22 de agosto parque infantil) y Latacunga (29 de agosto parque La Laguna) podrán disfrutar de un festival gratuito y al aire libre, donde muchas bandas talentosas del país y otras que despuntan con un justo reconocimiento, harán que el Larva Fest continúe en su posicionado lugar (esperemos) por muchos años más.

viernes, 24 de julio de 2009

Lago Gris: metal elegante y poderoso


Aflicciones (2009) es el álbum debut de Lago Gris, una de las bandas más sobresalientes en el panorama gótico de Ecuador; provenientes de Loja, su estilo ha logrado una conjugación precisa de géneros que en su totalidad los resumen como rock gótico, aunque al escucharlos sea evidente que esta clasificación les quedará corta.
Actualmente, y luego de muchos años de constantes cambios en la alineación, la banda está conformada por Priscila Rojas (voz principal) Marco Castillo (guitarra) Leonardo Valarezo (teclados, coros, y composición musical de los temas) Jhon Núñez (violín y coros) Guillermo del Pozo (bajo) y Luis Capa (batería).
El diálogo (como otros anteriores desde que supe de su existencia en el 2003) se lo ha logrado con Leonardo quien ha sido el ideólogo de esta importante e interesante banda contemporánea de rock gótico en el país. Con él conversamos de los elementos más relevantes de esta ópera prima.

Aflicciones ha sido el disco más esperado para un gran sector rockero que reconoce en Lago Gris a una de las más destacadas y talentosas bandas ecuatorianas de rock gótico ¿a qué ha respondido esta demora de cinco años, desde su creación en el 2003?
Muchas gracias por la entrevista y por tus elogios para nuestra agrupación. La demora en lanzar este CD se debe al hecho de que Lago Gris al principio era un proyecto, posteriormente fue una banda con integrantes poco comprometidos con el real sentimiento gótico. A esto se le debe sumar el hecho de que el sonido de las grabaciones de los demos tenía baja calidad, así es que preferí postergar el lanzamiento del CD. Ahora se ha logrado un sonido muy aceptable, tal como tú te has dado cuenta y con una alineación mucho más estable.

¿Por qué titular Aflicciones a este trabajo, es acaso ese el sentido que lo engloba: la aflicción, la tristeza?
Aquello se debe al hecho de que nuestras líricas (en su mayor parte extraídas de bellos poemas de poetas y poetisas lojanos) hablan de sentimientos tan profundos como: melancolía, tristeza, desolación, angustia y paisajes naturales.

Es sabido que la lírica de las canciones de Lago Gris es el acertado aporte de escritores lojanos ¿cuáles son estos escritores, escriben precisamente para la banda o la banda adapta sus escritos a la música?
La banda adapta los poemas de escritores lojanos a su música. Pero no hacemos ninguna modificación, ni obviamos parte alguna de sus poemas. Consideramos que el sentimiento del autor debe ser plasmado íntegramente en el trabajo musical. Entre los escritores tenemos a: Paulina Soto, Cecilia Benavides, Ángel R. Loaiza, entre otros.

¿Cómo ha influido el entorno (Loja) en el proceso compositivo de los temas de la banda?
Ha influido de gran manera. Por un lado tenemos los paisajes naturales y fríos de Loja (lagos, lagunas, bosques, montañas, páramo, atardeceres impresionantes), los cuales motivan en gran medida a hacer música elegante y fría, y por otro lado tenemos la vasta literatura de poetas y poetisas lojanos, quienes con su gran talento han hecho posible que los temas de Lago Gris sean una manifestación de metal elegante y poderoso.


Lluvia sobre mi rostro ha sido su tema más conocido a nivel nacional, del cual existen varias versiones hasta la actual ¿qué han buscado como banda en este mejoramiento de su música?
Como banda hemos estado siempre en la búsqueda de un sonido particular, elegante, poderoso, refinado, el cual combine la fuerza y esplendor del metal con los géneros más sublimes como: new age, música clásica y dark wave. Del tema Lluvia sobre mi rostro, prácticamente hicimos cuatro versiones. Pero, evidentemente, si comparas la primera versión de este tema con la última (definitiva) notarás el gran avance musical que Lago Gris ha experimentado estos últimos años. Ahora sí parece que encontramos por fin el camino correcto a seguir y considero que en este género no tenemos nada que envidiar a bandas internacionales. Inclusive el material de Lago Gris presenta mayores matices, mejores estructuras e influencias en su música particular.

¿De qué nos hablan específicamente los temas que conforman Aflicciones?
El CD Aflicciones abarca diferentes temas, desde lo más profundo del alma como: melancolía, tristeza, desolación, pasando por temas como: la muerte, la soledad, hasta llegar a cantos llenos de energía dedicados a la impresionante naturaleza.

Agonía al atardecer y Aflicciones son los temas instrumentales, exactamente de piano, los que crean una atmósfera que absorbe y apabulla ¿a partir de qué emociones se compusieron?
Te cuento que Agonía al atardecer es el tema intro del CD, el cual fue extraído de uno de mis temas instrumentales lanzados en mi primer CD de mi proyecto: LVL Project. Es un tema muy hermoso y triste a la vez. Para componer este tema me inspiré en los excepcionales atardeceres de Loja y su provincia. Combina dos elementos: la tristeza y belleza de los atardeceres lojanos y la agonía que puede llegar a experimentar un atardecer de este tipo de persona en la cercanía de su muerte. El tema Aflicción nació de un profundo estado de soledad y tristeza.

¿Cómo están moviéndose en la presentación y distribución de Aflicciones?
Ya hemos realizado algunas presentaciones en ciudades como: Zamora, Otavalo (Rock al lago), Santo Domingo de los Tsáchilas y Loja. Estaremos realizando algunas presentaciones más en lo que resta del año, entre las más importantes están Latacunga (black metal fest) junto a la famosa banda española Stravaganzza y en octubre en el festival Cali Gótico en la ciudad del mismo nombre en Colombia.

En la actualidad es imposible no concebir una banda sin un trasfondo de promoción de la obra producida ¿cómo se encuentra en este aspecto Lago Gris?
Considero que nuestros principales elementos de promoción son: 1) primer Cd full length de una banda de rock y metal gótico de Ecuador. 2) música de calidad enmarcada en géneros poco convencionales como: new age, metal gótico, rock gótico de los 80, doom, dark wave, música clásica, rock clásico e inclusive rock progresivo. 3) buen sonido y composición musical de buen nivel. 4) buena presentación del material producido. 5) inclusión de instrumentos poco convencionales en el metal como: violín, teclados, piano y vocalización femenina. 6) inclusión de poesía en las líricas de poetas de Loja y 7) doble premio a la mejor banda del género y mejor vocalización femenina en el Larva festival del año 2004 en la ciudad de Ambato.

Por el momento es todo Lago Gris, un inmenso agradecimiento por dejar de legado un trabajo que sin duda se volverá imprescindible en la historia musical rockera de Ecuador.
Muchas gracias a ti por la entrevista y sobretodo por haber sido hasta ahora de las pocas personas que apoyan sinceramente al metal en todas sus manifestaciones en el Ecuador. En especial te agradezco por haber sido un seguidor e impulsor fiel a Lago Gris hace mucho tiempo. Saludos a toda la gente de Manabí y del resto de Ecuador. Esperamos que apoyen nuestra propuesta y muy pronto verlos en uno de nuestros conciertos.

www.myspace.com/lagogris

lunes, 20 de julio de 2009

Las Aflicciones que envuelven


No recuerdo cuantas veces he afirmado que Lago Gris -www.myspace.com/lagogris-
es una de las mejores bandas ecuatorianas en el género del gótico (aunque ellos definan su estilo exactamente como Avantgarde Gothic Rock). Confieso que no he sido un apasionado en este género -gótico-, porque lo mío ha ido por terrenos más oscuros como el doom y death, pero sé reconocer cuando el talento es capaz de barrer esta frontera musical. Lago Gris, banda lojana, lo ha hecho.

Sus temas apabullan, envuelven en un abrazo acogedor, sus letras son poemas de profunda sensibilidad que no caen en ese sentimentalismo y verborrea insulsa que otros suelen escribir y luego cantar. Cada melodía y palabra dicen lo exacto, transportan, presentan aquel mundo esperanzador que a veces pasa desapercibido frente a nosotros.



Aflicciones (2009) es su disco debut, lo he esperado con ansias, he disfrutado de su exhaustivo y cada vez correctivo proceso, con las antiguas vocalistas (cada una superándose hasta la actual), coros ausentes y arreglos necesarios. Lluvia sobre mi rostro fue el primer tema que escuché, y es el mismo que vuelvo a oír en estos momentos, con sus mejoras, con aquella voz tan distinta y armónica que ahora está en la banda, saturando el espacio, llenándome de esa pasión hacia la naturaleza que la siento mía, siempre pertenecida.

Aún no tengo el disco, pero sus dos temas enviados cordialmente por su compositor, representante y cerebro principal, Leonardo Valarezo, me han dado una idea de lo que pronto espero consumir. Espero que los días pasen rápido.

miércoles, 15 de julio de 2009

Abril Rojo, El justiciero y más sangre para Manabí


Anoche acribillaron a Mauricio Montesdeoca, alias El Justiciero, un personaje que no solo logró darse a conocer en Manabí sino en todo el país. Una especie de Charles Bronson en El Vengador; un tipo polémico y respetado.

Sé que este blog es más literario y que poco o nada tiene que ver con asuntos de crónica roja, pero la noticia de El Justiciero me ha remitido a Abril Rojo de Santiago Roncagliolo, aquella sangrienta novela que absorbe y nos va recordando los horrores a los que los ciudadanos estamos expuestos. No solo del contexto del autor (Perú en los ochenta y a inicios del siglo XXI) sino en todas partes del planeta. La violencia no tiene reparo, ni es selectiva, aparece donde menos se la invoca.

En Manabí no existen núcleos guerrilleros atemorizando y masacrando a los ciudadanos, menos la fuerza policial abusando de sus derechos, pero está ese otro núcleo, también invisible, que nos acecha diariamente: la violencia, materializada en distintas y cada vez más aterradoras formas.

No creo que pierda la cordura como el fiscal protagonista de Abril Rojo, que me encuentre a mi amada desmembrada y sabiendo que su muerte es mi culpa. No, solo espero llegar a mi casa, donde me sé protegido y esperar a que la violencia en la ciudad llegue a un punto muerto donde se pueda caminar tranquilo sin creer que nuestro vecino en el bus, o el tipo que va tras nosotros mientras recorremos las calles, son victimarios en busca de gente como nosotros.

Cero Latitud en Manta

Como ya muchos saben Ocho y medio volvió a administrar las salas de los Macc cine, por lo tanto todos los festivales que se daban en Quito volvieron a incluir en su circuito a Manta, y aunque por acá el público sea escaso, es bueno reconocer que se está trabajando para que ya no sean solo una docena de espectadores refugiados en las tardes y noches los que se reúnan cada semana, sino que a estos se vayan incorporando otros, muchos, una legión de cinéfilos ansiosos por saber y sobre todo ver qué se está produciendo en Latinoamérica, en Ecuador y en el resto del planeta.

Mañana es la inauguración del Séptimo Festival de cine Cero Latitud, muchos ya están alistándose para la película de estreno, otros (los menos afortunados como yo, atrapados por el horario en una oficina) aguardando el fin de semana para darse una vuelta por la sala y apreciar alguna de las seis películas que se proyectarán en la ciudad.

Tres días para espectar títulos como: Sleep dealer (con la que se inaugura el festival mañana a las 19h30), El arriero, Turistas, La nana, Purgatorio y Dioses. Tres días para alejarnos de las novedades de momento en las carteleras de los Multicines (a pesar de que los títulos llamen para también darse una vuelta y estancarse en una de estas salas) y ser parte de este acontecimiento alternativo.

Para quienes deseen conocer más de este festival les dejo el enlace con la página oficial de la organización www.cerolatitud.com


lunes, 13 de julio de 2009

El vacío al que nos aferramos




Solo la piel se mueve
busca, rompe, desgarra.
El resto es una bolsa
llena de aire, de vacío.

Con versos de este calibre se abre paso Construcción del vacío (Ediciones Sarasvati, 2009) de Juan Secaira (Quito, 1971) un autor al que conocí como ensayista, explorando una parte de la obra de Humberto Salvador. Ahora en su papel de poeta, no decepciona, sale librado para entregarnos una obra intimista, cuya excusa de secretos de alcoba ahonda en esa parte de la existencia que acompaña a todo creador: la soledad, aquel vacío que atrapa y seca, aún entre multitudes. El poeta lo dice:

La soledad más cruda
tener a alguien al lado
y no sentir ni su hálito
ni pétalos ni arrullos,
únicamente la brisa pestilente
que corta nuestros rostros
ateridos ante tanta ausencia
en compañía.

Ese estar y a la vez no estar, ser parte del huracán y darnos cuenta que desde el centro todo pasa a nuestro alrededor sin poder hacer nada más que aferrarnos al lamento. Estos poemas, impactantes en varias de sus figuras, que esconden lo atroz de la convivencia, mostrándolo en breves secuencias, entre apagones de furia y resignación, son ese huracán que la voz lírica observa y reclama: “(…) estás, aún sin estar / Como la saliva, como el sudor, como la violencia diaria”.

Aquella construcción del vacío parte de él (la voz poética, o quizás el mismo Secaira desfigurado por el tiempo), lo envuelve, es su causa, su bulto vergonzoso que no esconde sino que contrariamente muestra para liberarse, para enfrentarlo cara a cara. Ese vacío donde los amantes cumplen el rito corporal, de fluidos, carne y poros abiertos, y se niegan a ir más allá de la fugacidad, porque allí el sentimiento aguarda para estropearlo todo, volverlo común y sobre todo agotador.

Lo fálico y sexual, son los mejores símbolos con los que el poemario se arma, en ellos la vida y decadencia encuentran un canal expresivo acorde y desenfrenado para la fugacidad de las relaciones: “(…) sus flechas, ahora lánguidas y flácidas, no llegaron nunca más a ser disparadas piel a piel. El hombre prefirió guardarlas en su cinto y aguantar su derrota en soledad”. En ellos el amor y la amistad no combinan, porque se los evade, estorban en las páginas y estorban en la realidad, o en una gran parte de ella: “Después de la lucha espermática, otro ambiente nos cobija, y separa nuestra amistad”.

Construcción del vacío es un tributo a la soledad, a esa ausencia de legiones, donde las únicas formas de sobrevivir es hacer todo lo contrario a la norma: hiendo cuesta abajo, sin complejos, tocar fondo, ser del vacío una hilacha más, hasta más no poder; su autor estuvo allí y ha salido, este poemario es el mejor testimonio de ello.

viernes, 10 de julio de 2009

Una noche para dos


Sería muy pedante si dijese que la presentación de anoche de los libros El aullido de las moscas de José Núñez del Arco y Bloody city de mi autoría, fueron un éxito. No lo fueron en el sentido de la convocatoria, pero sí se ha irrumpido en una ciudad y provincia demasiado apacible en cuanto a su literatura (aunque para los que no sepan Pedro Gil y su gallada de talleristas también van de nuestro lado, dándole duro a todo el convencionalismo que asfixia por acá).

Sé que José esperaba algo “diferente”, tal vez algo parecido a Guayaquil, pero los escenarios son distintos, las formas de apreciar el arte, hasta el más extraño, absurdo y sangriento como el que proponen las dos obras.


Como responsable de Marfuz Ediciones me siento bien, se ha dado el primer respiro público, y hasta ahora todo ha ido marchando sin mayor contratiempo. El que el público interesado en este momento sea mínimo, es normal; el que los libros se vendan de a poco, también. Aunque confieso que hubiera preferido una sala llena, con un público enérgico dando tumbos para apreciar este suceso, pero es un anhelo que en Manta solo podría darse (y se ha dado) si se presentara con su “excelente” repertorio “La Vecina” o volviera el circo de “El Cholito”. Así estamos en este puerto.

En un próximo post incluiré las lecturas de las escritoras Diana Zavala y Yuliana Marcillo, que apoyaron, cada una con sus apreciaciones individuales al respecto de los libros.

Mañana sábado 11 (a las 3 PM) se presenta el Aullido de las moscas en la Expolibro, toda la energía positiva a José, y aunque no pueda estar en este acto que me compromete, espero una mejor aceptación de su obra por allá.

Aún falta mucho por promocionar, pero en este agitado julio, con los ojos culturales del país, fijados en Guayaquil, me parece suficiente.


martes, 7 de julio de 2009

¿Periodistas rockeros para qué?

No debí escribir ni una sola línea para la reciente crónica de www.radioshockonline.com pero tenía una deuda con el director de ese medio y no podía fallarle. Y digo que no debí escribir nada sobre aquel concierto realizado el viernes pasado en la ciudad, porque no se puede escribir sobre acontecimientos que no pretenden ser promovidos mediante la gente especializada en el campo rock metalero.




Como periodista rockero situaciones como esta (las no facilidades para cubrir un concierto) resultan indignantes. Nos recuerdan que aún habitamos en una ciudad y provincia que no ha captado la importancia de los medios en el proceso de comunicación y difusión. Que erróneamente se han aferrado a la idea de que los periodistas rockeros deben cubrir TODO, movidos por esa recurrencia solapada de “amor a la música”.




¿Para qué los periodistas rockeros? creo tener unas cuantas respuestas: para promover las actividades en pro de la cultura rock metalera de una ciudad y provincia, para que las bandas salgan de su espacio geográfico, para que la música mediocre, regular y excelente que se produce desde puntos específicos llegue a todos los oídos posibles, para que se sepa que más allá de las bandas conocidas y reconocidas en el país se forjan nuevas opciones, y sobre todo para registrar los acontecimientos que una ciudad y provincia promueven.

Es preocupante saber que Manabí en el ámbito de las actividades rock metaleras (llámense conciertos) que usualmente se realizan, no existe interés en la prensa especializada (periodistas y medios rockeros). Porque lo correcto sería (y hasta donde entendemos el tema) que al momento de los organizadores difundir el o los boletines de prensa respecto a la realización de un concierto, ahí mismo hacer la convocatoria a los medios encargados de cubrirlo. Volverlos parte medular en el proceso de promoción pre y post concierto. Acreditarlos y ofrecerle toda la información necesaria de las bandas que participan en el cartel, y del propio evento. Así imagino trabajan lejos de aquí, así imagino algún día esto pase en Manabí.



Como no tengo ninguna obligación de difundir el nombre del concierto (por lo menos no en este blog), el de la organización encargada y las bandas participantes, acompaño este post con las fotos más flojas de aquella noche, las certeras las reservo para mis archivos.