lunes, 29 de diciembre de 2008

Desgarrarse para la vida


“Seguir es confiar en uno mismo / y si es que existe / en Dios” nos anuncia la voz poética de este Gimen de amor los muertos (Kainza, 2008) de Ernesto Intriago (Manta, 1986), un joven escritor que en sus inicios se encontró con el talento arrinconado ante una escuela desgastada y trivial (que estuvo a punto de envolverlo y aniquilarlo por completo), pero que no se confió a ninguna fuerza inmaterial para reconocerse poeta, sino a sí mismo, a su trabajo y juego constante con las palabras. Lo que le sirvió para desechar al poeta simplón y remplazarlo por uno más fuerte, seguro, y sobre todo arriesgado a la poesía, al decir lo que muchos otros “poetas” escriben atropelladamente y al apuro, por metáforas desconcertantes, explotando toda su sensibilidad pero sin caer en aquella estorbante sensiblería que pugna continuar con vida a nuestro alrededor.

A partir del reiterativo juego de palabras, Intriago ha construido una poética, que no es personal menos inédita, que ha sacado adelante e intenta personalizar desde su particular visión: “Todas las noches caigo / ríes blanca // Todas las noches vives / ríos blancos” o también: “Necesidad que existes / existo necesitándote / detente”.

¿Se trata de un estratégico refugio, la insistencia en el juego de palabras, para aparentar argumentos de mayor peso? No lo creo, porque más allá del supuesto desvarío y relleno al poema, existe un mensaje que avanza insistentemente en toda la obra. Especie de diario amorfo con sobredosis de ficción. Orgía gramatical inagotable armada de recursos sarcásticos, donde los cuestionamientos no encuentran un alto y siguen en la ruta aceleradamente: “Trato de creer en Dios / y en mí / si es que existo / en los actos de benevolencia”, o cuando va más allá e interroga: “¿es este un mundo de pruebas / para hacer otro perfecto?”. Porque para el autor es clara la realidad: “humanos / que hacen / humanos / matan / humanos”.

Hay originalidad y atrevimiento, al construir una poética refrescante y laberíntica, que no del todo se vuelve una trama social, el poeta lo dice enfáticamente: “El muchacho que llora en este poema / ríe burlándose del asco”, y ese asco es la realidad a la que se enfrenta: “Soy pacifista / no porque lea a Octavio / es porque soy pacifista / de los que buscan la Paz / por el camino de la paz / no de esos que le cantan al pajarito / trinando armas / rastrillando voces”.

Poemario vital, entregado al ejercicio de la poesía, sudada hasta la última gota. Gimen de amor los muertos es una carcajada atravesada en la yugular del lector. Un insano tumor al que el entendimiento se niega a extirpar y consumir del todo hasta agotarse.



Las últimas reseñas rockeras del 2008






Alerta subterránea # 6

Desde Bolivia nos llega (y gracias a los amigos de Rockec print) esta sexta entrega de un medio underground que goza del respeto de muchos metaleros. Reverencia total a la difusión de lo más extremo de Latinoamérica (black y death sobre todo), así se muestra esta edición que agrupa entrevistas a las bandas Bestial Holocaust, Mephiztophel, Ancestor, Rotting blood, Luciferian, Mortuario, Grima mostrua, y Mausoleum, además de reseñas de trabajos discográficos y medios impresos.

Una revista que intenta mostrarse profesional, pero que a mi criterio no lo logra. Y no lo hace porque además de fomentar un machismo absurdo mediante varias de sus entrevistas a “metaleros alcohólicos y malditos” (que sin duda le restan prestigio al magazine) el editor parece compartir esta clase de comentarios huecos. No basta tener una diagramación pasable, es urgente también poseer la seriedad para llevar las riendas de un medio de comunicación, un arma de doble filo que hay que saber usar.

Hypnos # 4

Las revistas extremas actualmente en el país son escasas, muchos medios han dejado de circular por distintas razones. Ahora me encuentro con Hypnos en su edición 4 (del 2007), medio quiteño especializado en la difusión de metal extremo. No se trata de un magazine sobresaliente (los errores de forma siempre son un inacabable pero en la mayoría de revistas ecuatorianas) pero que notoriamente intenta superarse.

Para esta edición encontramos entrevistas a bandas como: Barbatos, Alcolic rites, Bestial holocaust, Evil damn, Gerardo Bloomerfield, Goat semen, Grima morstua, Grimorium verum, Vulcano, entre otras, incluyendo también biografías y reseñas.

Una revista de aparente ideología satanista que presenta un diseño rescatable, y aunque soy un opositor de medios cada vez más despistados en cuanto a la labor periodística se trata, encuentro entre tanta “maldad” argumentos rescatables.

Darkness # 17

Aunque se trate de un número de mediados de año (sobre todo cuando ya está circulando la edición 18) es necesario reseñar esta edición que sin duda pasará a la historia dentro del ámbito rockero ecuatoriano.

Más allá de las entrevistas a bandas ecuatorianas y extranjeras, las crónicas de muchos conciertos importantes y trascendental en el país, de las reseñas a cd’s y revistas, está ese interesante reportaje en torno a los hechos lamentables ocurridos en Factory, por ello su editor (José Naranjo) acierta con este trabajo, donde hace una cronología de los hechos posteriores a este flagelo que arrebató la vida a varios rockeros.

Por otro lado encuentro en esta edición mayor profesionalismo, tanto en las entrevistas como en el diseño, lo que abrirá mayor espacio a esta importante y activa revista quiteña.

Luna nueva # 5

Mucho se habla en la actualidad de las bandas de culto, las que niegan el comercialismo (aunque sus trabajos tengan precio), las satanistas y fomentadoras del odio al cristianismo y sus seguidores; aquellas bandas “malditas” adoradoras del alcohol y el genocidio (aunque también existan las sensatas y realistas). Es en este campo donde los medios de comunicación también han encontrado su nicho: ser reales y fieles (o sea volviéndose lo más transgresor posible: gráfica y textualmente) a su forma de pensar, y sobre todo ser elitistas, abarcar solo un mercado: el de metaleros sinceros y apegados a lo que pregonan.

Luna Nueva es una revista especializada exclusivamente en la difusión de la música extrema ecuatoriana, proveniente de Machala, concentra en esta su quinta entrega un trabajo digerible que apoya el trabajo (mediante entrevistas y biografías) de bandas ecuatorianas, latinoamericanas y europeas. Reseñas de trabajos discográficos y literarios; artículos con una marcada tendencia en pro del satanismo. Hasta ahí bien, un trabajo para coleccionistas de lo extremo.

Pero, además de contadas entrevistas donde sus “invocados” parecen pensar sus respuestas (Flagelum dei de Colombia, por ejemplo) muchos de los entrevistados se pierden en absurdos -expulsados desde su anos- que resultan un lugar común.

Una revista con potencial, solo si su editor decide trabajar más en los contenidos, piel de texto y sobre todo en la edición (ser editor es mucho más que escribir una introducción o copiar y pegar las entrevistas tal y cual las envían. Significa trabajo).


martes, 23 de diciembre de 2008

Los aciertos de Rocko



Para ningún rockero ecuatoriano es desconocido Rocko comic’s la primera revista de humor gráfico exclusivamente de temas rockeros, una especie de radiográfica exagerada de las verdades y problemáticas que ocurren en este movimiento a nivel nacional.

Muchos -por lo menos los que han dado con alguno de sus anteriores números- conocen a sus personajes, porque son extraídos de aquella realidad rockera que se vive diariamente. Rocko, el alter ego de Érick Álava (guitarrista y vocalista de la banda guayaquileña Profecía) el creador de este disparatado espejo donde nos vemos y reconocemos, demuestra con sus personajes y situaciones, las mismas contradicciones, obsesiones y desenfrenos a los que muchos rockeros llevan sus vidas. No es casual que existan personajes como Blacki (el chico black metal que pretende ser malo pero que en el fondo no es más que un niño asustado) Undri (el tipo grind que vive tal y como su música se lo dictamina) o Helmo, el niño emo encerrado en cuatro paredes depresivas, triviales y extremadamente cómicas.

Y es que Rocko comic’s es una joya de arte humorístico, acceder a sus páginas es asegurarse cantidades exageradas de carcajadas (desde luego el mensaje de trasfondo que nos comunica su creador es alarmante: ¡despierten y no cometan estas estupideces!).

Recientemente conseguí su quinto y actual número, y no podría estar mejor, se vuelve sobre los temas eternos dentro del rock ecuatoriano: puertazo en conciertos, alcoholizadas sin sentido, contradicciones ideológicas, lo desdeñable de ser un emo y otros tópicos que deben ser analizados (luego de haberlo gozado) por cada uno de los distintos lectores.

Por lo pronto (y eso si es que aún no han conseguido un ejemplar. Nota: no esperen a que se lo regalen para hablar bien de él, personalmente lo compré y no me arrepentí de hacerlo, porque sabía que el humor y calidad de esta obra compensaba el gasto) comparto algunos de los graffitis que incluye este número y de los que me he enganchado:

El amor no se encadena se encondona

Antes de conocerte tenía malos pensamientos, ahora que te conozco los disfruto

Las mujeres están escasas, alguien se las está comiendo

Las mujeres feas tienen derecho a estudiar pero no todas en mi curso

Hacer el amor es parte de la cultura…¡culturízate!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Propósito general 15



De los actuales informativos ecuatorianos concernientes a la difusión rockera sin restricciones elitistas, Propósito general de Guayaquil es quien lleva la batuta. Y no es para menos, porque además de sus responsables manejar un criterio debidamente sustentado en el trabajo difusor como organizador, hay un antecedente capaz de justificar su labor.

Se trata de un informativo que ha sabido capsular la información para un público ávido de conocimiento sin demasiada información para consumir, solo lo justo y necesario. Recientemente me compartieron su edición número quince y solo puedo augurar más éxitos en el desarrollo de este medio.

Para este número incluyen una interesante entrevista a la banda Viruzy (ecuatorianos radicados en Estados Unidos) reseñas de trabajos discográficos y medios impresos, algunas biografías de bandas ecuatorianas y latinoamericanas; crónicas de conciertos y una breve cronología del Atahualpa rock, un festival a cargo de los editores de este medio y que en su quinto año no consecutivo intenta ser un referente a nivel nacional, tal y como ocurre en ciudades como Quito y sus varios conciertos y festival rockeros reconocidos dentro y fuera del país.

No está demás repetir (y esto por si no conocen de este medio) que Propósito general circula gratuitamente en muchos locales rockeros del país.