viernes, 28 de noviembre de 2008

Rock en El Carmen




Que por qué hacer conciertos de rock cuando nuestro país y el mundo entero está en crisis económica, la verdad no lo sé, pero lo que sí puedo decir es que un concierto rockero logra amistades, y de las buenas.


La gente del Movimiento Metalero del cantón El Carmen (en Manabí), me han pasado el dato que su emblemático y único concierto anual "Plátano Metal" se hará este año, sí su tercer capítulo en marcha y listo para realizarse el próximo 13 de diciembre en el Complejo turístico Las palmas.


Son unos arrechos, se los he dicho. No conozco a gente más arriesgada que ellos, porque no pueden Tener para salir con la pelada y pagarse el hotel patito en el centro de su canttón pero sí para acolitar a las bandas, darles de comer y dormir como se lo merece cada artista y hasta quienes no lo son, pero resultan amigos.


De las dos veces que he logrado estar en las actividades de este joven Movimiento Metalero, no me han defraudado, porque más allá de la atención he comprobado que ellos (y Javier Solórzano a la cabeza) no son unos ahuevados, se van de frente contra la responsabilidad que conlleva armar un concierto que genera mútiples gastos y casi siempre sin ninguna recuperación de lo invertido. Eso es amor al rock, a lograr que una comunidad en crecimiento como lo es el cantón El Carmen se relaciones con sus similares de Santo Domingo, La Concordia, Pedernales y hasta con los más allegados de Manta y Portoviejo.


El rock es una marea que cada día sube más, y moja con la lento andar otros territorios. El plátano metal es uno de estos ejemplos, puesto que hasta el momento no hay en todo Manabí ningún concierto característico y que se haya institucionalizado como lo ha logrado este.


Para este año las bandas invitadas son: Hempírika y Aztra de Quito; Noctum, Agonía, y Mancha negra de Portoviejo; Aneurisma de Manta; y, Dark anubis de Santo Domingo.


Un abrazo a los colegas rockero de El Carmen por este nuevo reto en pro de la expansión del rock.

Como en otras ocasiones se podrá adquirir material rockero como revistas y trabajos musicales.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Poesía manaba, parte III



Avanzando con la difusión de las nuevas voces poéticas manabitas, nos encontramos con dos poetas también integrantes del taller literario de la ULEAM (pronto empezaré a difundir la obra de autores no tan jóvenes y no pertenecientes a ningún taller literario manabita ni nacional) que continúan en sus objetivos de creación literaria.

María del Carmen Zavala (Jipijapa, 1975) es una autora que hasta el momento ha producido poco, lo que se comprueba en sus escasos poemas -de los cuales he tomado tres para esta muestra- a los que he tenido acceso, desde luego nadie niega que grandes poetas han escrito poco, ya lo dirá el lector y el tiempo. Por ahora será mejor seguirle el rastro y ver la evolución de su poesía, la misma que se aferra a lo social, a explorar su entorno con toda la pasibilidad del espectador que ante la impotencia de obrar por el cambio opta por narrar y describir la problemática.

Más experimentada en el tema de la poesía encontramos a Monserrate Delgado Perero (Manta, 1978) una autora que posee dos poemarios: Fénix (1998) y Dimensión gris (2004) -por lo que sé prepara su nuevo libro- y que ha evolucionado en su creación lírica. Porque si antes era una poeta más de Manabí ahora posee una voz propia, despegándose del común de autores para individualizar su trabajo. Su poética es una autoexploración, ella y su sensibilidad como materias primas.

Sin más una reducida muestra de la poesía de estas autoras.


OFRENDA

Ausencia que nos abruma, separa, calla

Agrietados afectos y ambiciones,

consuman la travesía, penan los recuerdos.

Fantasmas de lo ilícito

auguran el ocaso

los que parten lo saben

no temen, se donan

han pactado con el infinito.

María del Carmen Zavala


LA ESCENA

Gastados días vaciaron mi plenitud, la de los míos

yo conmigo, mis afanes, ellos con mi ausencia

hoy sombras frías

Auto fraude es esquivar las emociones

mas de la escena del minuto del silencio me delata.

María del Carmen Zavala


HEREDEROS

Dios hizo el universo para desplegar en el, sus riquezas, pero el mundo no esta acabado,

hasta que Dios no haya visitado al hombre.

Salmo 24


La insensatez

degradando la danza de los ríos

Aproximan el final

presumen desarrollo

exilian cosechas

emociones, sentidos

Engríen el ego.

La tierra transpira

una súplica, se vacían los lacrimales

de las fuentes

Herederos sin memoria

Agonía de un mundo no acabado.

María del Carmen Zavala


EL ABORTO

2:59 p.m. Diosas que visten demonios

sangran heridas por amor.

<Ésta es una ciudad de más de un millón de cadáveres>

y la muerte, con su mandil blanco,

espera en la esquina.

El invierno acelera los minutos

para disimular sus nostalgias.

Se estremecen sueños

en maternal sepultura

ángeles, en cuna de víboras,

respiran miedos por el cordón.

Crudo aliento el de la espera,

cotidiano se vuelve el dolor,

fértil la desesperanza

de impredecibles botones.

¡Me duele tanto ese presagio de luz

cuando suele dormirse entre el insomnio!

¡Ay presumida ciudad de silenciosos cadáveres!

dejan

este huerto en orfandad.

3:00 p.m. en el vientre

dura elección entre el cariño y la tortura.

La muerte está esperando con su navaja azul.

Aún es tiempo.

Monserrate Delgado Perero


EXILIOS

Relojes

con prisa de relámpagos

me devuelven a tu sombra,

a las maniobras genéticas

con que se heredan las nostalgias.

He renunciado a los presagios

porque al fin de cuentas

más cruel es ir

tras la huida de mis huesos.

Inusitado este caos que me sorprendió

cuando por existir

pagué tributo.

Por eso te he culpado,

Cometa de sal,

por haberme despertado en silencio.

Por dejarte perfumar el deseo,

así tan fácil

en nombre de la vida.

Difícil acostumbrarse

a la prisa de los relámpagos...

Sigo viendo los relojes

en espera de entenderlo todo:

sonidos

pesadillas

sangre

fuego.

Pensé

que siendo poeta no compensaría a papá.

-Él no me perdona la decisión

de resbalar en mis sueños-

Tal vez lo haga,

cuando uno de ellos

pueda remediarle la fatiga y el azar.

Mientras tanto,

me devuelvo a tu sombra.

A veces, es conveniente huir.

Las guerras no son suficiente.

Me iré.

Lejos,

allá

a entender por qué mataron al criminal

y por qué esto me mata a mí.

Es mejor.

Para que mi reloj entienda

por qué ha de prestarme su bastón,

o para saber que decirle a mi vientre

cuando -como a ti- me despierte en caracolas.

Mamá, los cometas también tienen prisa.

Dile a papá que he de regresar

antes de que la soledad venga a verlos.

Monserrate Delgado Perero


INEVITABLE CAUSALIDAD

Soy roca que toma vida,

inevitable es mi razón de estar.

Estoy aquí

como pausa escondida en la prisa.

Pues así,

tenues cometas buscaron otros mundos.

Emigrantes de la casualidad

uno,

desvistió el silencio a distancias luz

(Principio de mi existencia)

Big bang en el vientre de mi madre.

Yo, amanecida entre lágrimas

y desnuda entre la arena

heredé los acertados trucos.

Víctima de la creación,

sigo aquí

siendo roca

con esa intensidad de ignorar las heridas

preguntándole al diluvio si es necesario.

Madre, inevitable fue tu razón

Monserrate Delgado Perero

martes, 18 de noviembre de 2008

Cómo gritarle



A “Perra flaca” y al Castillo Greiscol

por las alucinaciones del pasado.


Sabía que podía volver, siempre lo había hecho, quizás no instantáneamente, tal vez al día siguiente o la semana próxima, el tiempo estaba de mi parte. Jamás me preocupó la historia de que Leo se estancó en la zona muerta, porque encontró calma y la fiesta perpetua que perseguía. Nunca me propuse pasar el fango y embarrarme por pura experimentación. Pero ahora que el espacio es un huracán desfigurando mis enfoques, siento la mueca que soy aterrándome.

Recuerdo la salida, los escalones del tugurio, la calle disparándome bulla, la gente en su imparable devenir, la tienda y el silencio... El tiempo ya no está de mi parte. Los demonios de humo me gobiernan. Sé que su cara debe estar ahí donde figura un globo apuñalado que se escurre. Y no sé como gritarle que solo quiero un paquete de Líder.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

I Festival nacional de poesía joven Ileana Espinel 2008





Organiza: La Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, Núcleo del Guayas y el grupo cultural Buseta de papel. Del 10 al 12 de diciembre.

Invitados

Tamara Acosta
Freddy Ayala Plazarte
Dina Bellrham
Mercy Carmona
Diego Cazar
Miguel Antonio Chávez
Javier Cevallos
Alexis Cuzme
Jairo Estacio
Siomara España
David Guzmán
Xavier Hidalgo
Andrea Icaza
Ernesto Intriago
Edison Lasso
Luis Alberto Bravo
Tyrone Maridueña
Ángeles Martínez
Rafael Méndez
Ana Minga
Cesibel Ochoa
Carolina Patiño
Augusto Rodríguez
Andrea Samaniego
Rocío Soria
Alex Tupiza
Carlos Vallejo
Víctor Vimos


Cronograma del I Festival de Poesía Joven “Ileana Espinel” 2008

Miércoles 10 de diciembre
19:00 Inauguración y palabras de bienvenida
19:30 Lectura de Siomara España, Dina Bellhram, Ana Minga, Tyrone Maridueña, Luis Bravo y Cesibel Ochoa.
20:15 Intervención musical
20:30 Lectura y presentación del libro de Fernando Cazón Vera y de Carlos Eduardo Jaramillo.

Jueves 11 de diciembre
19:00 Ponencias
19:30 Lectura de Edison Lasso, Alex Tupiza, Diego Cazar, Miguel Antonio Chávez, Ernesto Intriago, Alexis Cuzme, Andrea Icaza.
20:00 Intervención musical
20:15 Mesa redonda sobre la poeta Ileana Espinel (Sonia Manzano, Maritza Cino, Cristóbal Garcés y Rosa Amelia Alvarado)

Viernes 12 de diciembre
19:00 Ponencias
19:30 Lecturas de David Guzmán, Andrea Samaniego, Freddy Ayala Plazarte, Rocío Soria, Carlos Vallejo y Víctor Vimos.
20:15 Premiación y reconocimiento a un escritor ecuatoriano vivo.
20:30 Lectura de Mercy Carmona, Tamara Acosta, Jairo Estacio, Xavier Hidalgo, Rafael Méndez y Augusto Rodríguez.
21:00 Despedida y cierre del Festival

Ponencias a cargo de:
Siomara España, Augusto Rodríguez, Diego Cazar, Ana Minga, Alexis Cuzme y Freddy Ayala Plazarte.

Pretextos para el humor



Estamos ante una incesante producción literaria, que no solo parte y se centra en grandes ciudades del país, sino que también abarca a ciudades menores (en cuanto a su figuración en el entorno literario nacional). La muerte es un pretexto (2008) del naranjaleño Hugo Morales Guaillas, es un libro de relatos que -aunque no sea una obra que dejará atónito al lector, por lo menos entretendrá y arrancará no solo unas cuantas risas sino incluso hasta una que otra carcajada, por el recurso humorístico al que su autor se aferra- pone de manifiesto la necesidad de escribir en torno a temas eternos como el amor, soledad, muerte, pero con una variante precisa: el humor.

Así como Miguel Antonio Chávez (guayaquileño) y Juan Fernando Andrade (portovejense) han denotado estas características de humor en su narrativa (y haciendo una analogía en cuanto a escritores jóvenes se trata), asimismo Morales Guaillas intenta centrarse en este campo.

Hay desencanto en sus historias y una obsesiva burla de sus personajes, de volverse guiñapos en una sociedad que no los entiende. La vida puede ser insoportable, ausente de humor, Morales Guaillas lo sabe, por ello sus tramas (a veces trilladas, otras inocentes) intentan ser un manual de escape. Habrá que seguirle la pista.