miércoles, 30 de enero de 2008

Agonía / Ritual sadismo




Ritual sadismo (2007) de los portovejenses Agonía, no solo es un demo de considerable presentación para el género que representan, si no que es todo un canto enloquecedor death metalero, al que pretenden imponer su propia personalidad.
Cinco temas componen este trabajo, desde una densa introducción, pasando por temas como Muerte a puñaladas, Sadomizando el cadáver, Ritual sadismo, hasta el ya conocido Asfixiado; todos con elementos en común: fuerza, velocidad y agresividad que no dan respiro.
El sonido es mejorable, con guitarras y bajo que muestran una debida estructura death, pasando por una vocalización casi siempre grave con precisas inserciones agudas, y una batería imparable.Se trata de un trabajo que sin duda alguna posiciona a esta banda como una de las más agresivas y constantes en el campo del death metal manabita. Ritual sadismo es un demo que no pasará desapercibido en el entorno metalero nacional, menos para las legiones de adictos al metal extremo.

Lago gris / Aflicción (demo CD)



No cabe de duda que Lago gris es una banda de calidad que cada vez se supera, así se comprueba con este nuevo adelanto de lo que esperamos sea su CD oficial. Aflicciones es como se titula este trabajo que contiene tres temas: Living without you que es un primer tema estremecedor, tanto por melodías como por los sentimientos que puede lograr en el oyente; con este tema la banda adquirirá mayor trascendencia nacional y de seguro internacional. Agonía al atardecer es un tema instrumental que resulta otro canto a la naturaleza y su armonía. Y finalmente Lluvia sobre mi rostro en nueva versión, presentando cambios en el orden vocal que hace que funcione mejor este tema, ya clásico en la banda.

martes, 15 de enero de 2008

El amor como refugio de vida





Noemí ha sido directa: El amor en los tiempos del cólera. Te acuerdas cuando primero la leíste tú y luego me la recomendaste. Como olvidarlo, le he dicho, para posteriormente proceder a comprar los boletos (los más caros en mi historia cinéfila).

La sala es un desierto, pero de a poco -y cinco minutos antes de que empiece el film- somos no más de veinte espectadores con algo en común: conocemos la historia en su versión original, que cómo lo sé, pues reconozco a profesoras de colegio y universidad especializadas en el área de literatura, escritoras rosas y señorones de cultura; desde luego también un minúsculo grupo de adolescentes a los que la película les importa poco y quieren simplemente una historia de amor para pasar el rato.

El amor en los tiempos del cólera (2007) de Mike Newell, resulta un film que no se aleja demasiado de la versión original escrita por García Márquez. El director ha creado una obra entretenida cuyo mensaje es directo: el amor es capaz de perdurar en el tiempo. Así me lo hago saber, porque para qué gastar palabras con Noemí si está a sus anchas, por primera vez frente a una película capaz de conmover y entretenerla, eso y porque reconoce a los personajes que la cautivaron cuando devoró la historia en la soledad de su cuarto.

Entonces Florentino Ariza era un ser arcano rondando a su amada, un poeta lloriqueante que le recordaba a mí (imagino que por lo de poeta mas no por lo lloriqueante) y ahora Javier Bardem lo personificaba: sombrío, lascivo y con la esperanza de que antes de que la muerte lo arrinconara pudiera estar con Fermina Daza.

Más allá de la pasión de Noemí por la historia, a mí no me parecía -a medida que iba desarrollándose la trama- que fuera una película arriesgada que intentase partir de una obra literaria y buscar otros horizontes. El guionista había respetado la versión original enfocándose en los momentos más importantes en la vida del personaje. La estructura no era lineal y era justificable porque se necesitaba recurrir a los recuerdos para darle mayor intensidad a la vida de los perturbados Florentino y Fermina.

Me alegra ver el río en el que navega el barco que alberga a Florentino y Fermina. El amor ha esperado más de cincuenta años para ligarlos. Han contemplado sus cuerpos envejecidos y han hecho el amor a su manera. El “siempre” ha sido pronunciado y eso es todo para que aparezcan los créditos sobre la pantalla. Los cuerpos perdidos en las sombras se han develado y se levantan de sus butacas en dirección a la salida. Noemí suelta mi brazo agarrado desde el inicio del film (cosa de mujeres románticas). Shakira nuevamente se entromete con su canción que a muchos encantó, a nosotros no, imposible. No.

Viernes metalero en la Plaza Cívica





Hay cierto desencanto cuando en Manta se organizan conciertos de rock: 1) las mismas bandas; 2) retraso; y, en lo personal 3) aburrimiento (aunque siempre es cambiante dependiendo de las bandas).

No se puede menospreciar el trabajo de los organizadores de cualquiera de los conciertos que se fraguan, menos dejar de lado los problemas que surgen por motivos a veces hasta absurdos, pero se debe mejorar, esa ha sido la consigna que no se ha escuchado debidamente.

El pasado viernes 11 de enero, se realizó el concierto público Metal dark, la Plaza Cívica de la ciudad fue el escenario. Como todo concierto tuvo su retraso, aunque este pasó todos los límites posibles, de las siete de la noche en que se tenía programado empezar, no fue sino hasta las diez cuando la primera agrupación subió al escenario (las complicaciones de acceder a un espacio público cada vez más ocupado). Se trató de una banda aún en formación, jóvenes que resultaron introvertidos en su música, mescla entre hard core y algo de alternativo.

Vendetta fue la segunda banda, interpretando power core (con excelentes riffs thraser) con fuerza, sus temas fueron inéditos y formarán parte de su demo para mediados de año. Una agrupación que demostró talento y energía, no se podría esperar menos al saber que sus integrantes tienen algunos años de experiencia dentro del campo de la música metalera local.

Aneurisma subió imponente al escenario sorprendiendo al público con un thrash clásico (Metallica y Megadeath a la cabeza). Puro cover, nada inédito. Es una banda que en lo musical se esfuerza bastante, no así en la vocalización. Hay energía en su vocalista pero no talento, tal vez ya es hora de que si se piensa en la banda con profesionalismo y madurez se supere este problema.

Continuaría Réplika la banda pionera de Manta en el género power core (después de ellos han surgido algunas buenas imitaciones aún en desarrollo de personalidad musical), sus temas inéditos hicieron que sus seguidores -que en la ciudad son muchos- corearan y moshearan hasta el agotamiento.

Finalmente los portovejenses Autopsia (después de tanto power core su música resultó un cambio refrescante) ofrecieron un espectáculo de altura. Sus temas inéditos nos acercaron al talento y madurez que el compromiso con lo que se hace puede lograr.
Lamentablemente no todas las bandas que anunciaba el cartel se presentaron. Faltó variedad de géneros y mejor coordinación de quienes estuvieron detrás de este show, aunque siempre es mejor que nada en una ciudad con conciertos escasos.

No está demás recordar que el 25 de este mes se viene el Manta Extremo donde tocarán los colombianos Hedor junto a varias bandas de Manabí, será una cita extrema (por ahí Mísery volverá a los escenarios y los jóvenes Zanjar demostrarán su música thrash que anuncian enloquecedora). También -y como dato extra- se planea un concierto para carnaval, solo falta concretar las bandas nacionales que podrían acudir. Ya se sabrá de todo a su debido tiempo.
La foto pertenece a la banda Agonía de Portoviejo que tocará el 25 de este mes junto a Hedor de Colombia.

viernes, 11 de enero de 2008

Ethreum / Christus funeratus




Esta banda española conformada por tres ecuatorianos, un chileno y un colombiano, nos presenta su primer demo titulado Christus funeratus (2007), que agrupa cinco temas propios más un cover de Ancient rites. Se trata de black death melódico para tomar en cuenta. Hay melodía y agresividad en sus cinco cortes, pero sobre todo se nota que existe trabajo de hormiga en cada tema. Riffs que recuerdan a bandas de la vieja escuela del black. Por ahí afloran las influencias de agrupaciones como Varathron y Rottin christ. Y a pesar de que la grabación no presenta un sonido que logre apreciar en su totalidad la potencialidad de esta banda, es notorio que sus temas no pasarán desapercibidos.

Satanis maleficarum / promo 2007




Satanis maleficarum es una banda lojana de la que poco se conoce a nivel nacional, sin embargo esta agrupación ha grabado su primer promo donde incluye dos temas de puro y agresivo black metal.
Bajo el culto maldito es el primer y corrosivo tema donde las guitarras y batería se vuelven imparables, acompañados de una voz que va entre lo agudo y grave. El segundo track se titula Perversidad, pecado y lujuria que resulta más oscuro que el anterior pero sin perder la velocidad del primer tema.
Canciones largas y en momentos monótonas, con una batería machacante sí pero repetitiva hasta el cansancio. En sí una banda de black metal tradicional: blasfemo, imparable y violento desde todos los francos, que habrá que seguirle la pista.

LVL Project / Emociones al natural




Leonardo Valarezo, no solo ha creado un disco relajante que es todo un recorrido imaginario y tributo tanto a su natal Loja como a la naturaleza en todo su esplendor, sino que ha demostrado que la canalización de las emociones tienen un objetivo siempre justificado: la creación artística.
En este su primer trabajo en solitario, Emociones al natural (2007), Valarezo recrea con sus composiciones escenarios alucinantes. Cada tema logra una concatenación naturaleza-hombre que no flaquea en ningún momento. No es metal, es música instrumental de factoría profesional, capaz de arrebatar miedos y arrastrar al oyente a parajes relajantes donde la armonía es todo cuanto puede consumirse. Diez temas que transportan al universo de Valarezo, que resulta el universo al que la calma puede llevar si los oídos están listos para este viaje musical.

miércoles, 9 de enero de 2008

La gazeta del rock o el periodismo comprometido



La gazeta del rock de Cuenca es imparable. Adrián Martínez, su editor y cerebro multifacético, ha logrado mantener no solo un medio alternativo donde el rock y metal ecuatoriano tienen la mayor difusión posible, sino que ha dejado en alto y demostrado que los rockeros y metaleros somos más de lo que suponen los adictos al cliché.

Gracias a este medio -y a todos aquellos constantes y gratuitos informativos que circulan dentro del país- podemos estar pendiente de lo que acontece dentro del nicho rock metalero. Saludos a su editor y felicitaciones por no decaer en esta labor periodística que aún en el país es poco o nada apreciada.

lunes, 7 de enero de 2008

La radiografía de un Guayaquil desconocido




Mía es la delación de la que se habla.
Míos, los pecados más horrendos que aquí se narran.
Mías, las bajezas expuestas.

Santos Feijó

El enemigo necesario (Ministerio de Cultura, 2007) del guayaquileño Marco Martínez (1979), es una obra de terror, porque se expone abierta y desvergonzadamente la naturaleza inaceptada de quienes habitan en esos rincones de ciudad, a los que pocos logran penetrar por peligrosas, maniacas y sobre todo adsorbentes.

Martínez ha logrado una acertada radiografía del Guayaquil del lumpen, subterráneo, arcano, etc., donde sus descabellados personajes compuestos por drogos, un transexual, una ninfómana y metaleros sobrecargados en sus pesadillas vitales, para sobrevivir a la realidad, hacen lo mejor dentro de esta trama: exponerse tal y como han sido planificados. El núcleo de tanta aberración: mostrarnos más allá de la pulcritud que rodea en la sociedad, y eso ya es mucho para tanta literatura de amor y negaciones de lo real.

Santos Feijó, el personaje protagonista y alter ego de Martínez, logra revolver el universo que expone; en él sus manías, miedos y odios se vuelven las manías, miedos y odios de todos (la locura es un bien transferible para el resto de personajes).

Existe fuerza en cada uno de los capítulos que componen esta obra, pero sobre todo crudeza y franqueza: narrar desde la experiencia -sin dejar a un lado la creatividad literaria-, es un recurso que suele quedar en pura pose (salvo las excepciones).

Por otro lado pocas veces una obra literaria ha tratado el tema del metal ecuatoriano (su historia, esencia y evolución) tan prolíficamente como lo hace Martínez en su obra -en su otro libro aún inédito titulado Patéticas formas de evasión también se retoma el tema pero desde una visión más global-, si bien no lo hace a nivel nacional como correspondería a un ensayo específico en este campo, por lo menos nos acerca a una parte del metal underground de su ciudad, que ya es bastante ante la carencia de escritos referentes al tema. Así no es extraño que varios de sus personajes resultan ser metaleros sombríos, que recorren los capítulos con la esperanza de desaparecer al cambio de página.

Para ser el primer libro de este, hasta ahora desconocido, autor guayaquileño, ha empezado bien. No está demás recordar que la presente obra ha logrado el primer lugar del concurso de novela corta “Medardo Ángel Silva”, que por segundo año convoca el Ministerio de Cultura de Ecuador.