domingo, 13 de mayo de 2018

Días de rock…y reflexión




El plan lector de mi hijo primero lo consumo yo. Este ha sido el acercamiento que he tenido con Días de rock de Garaje (SM, 2016) de Jairo Buitrago, una novela juvenil atractiva en su historia, con una protagonista que a manera de crónica nos cuenta de cómo se involucró en el rock, de cómo llega a tocar el bajo en una banda conformada por amigos del barrio, de cómo la ausencia de un padre es reemplazada por una música desenfrenada.

Una novela de ritmo ágil, que da cuenta de una familia de clase media baja que intenta sobrellevar emocional y económicamente la ausencia de un padre; un padre que es referenciado a cada momento; un padre cuyo legado no solo ha sido la soledad sino la música que conectó con sus hijos.

Más allá de la historia, la novela es una excelente excusa para que su autor (en voz de uno de sus personajes) denote sus conocimientos de muchas bandas, desde las clásicas hasta las más modernas. Todo un compendio de nombres, estilos y anécdotas que enriquecen la obra.  

Plan lector con obras manabitas
En Manabí y Manta también se están escribiendo historias que pueden calar en muchos de los jóvenes lectores. Quizás ha faltado un mayor rastreo de parte de las instituciones educativas para dar con estos títulos y acercarlos a sus alumnos, tal vez las casas editoriales (que son poquísimas en la provincia) no se han tomado el tiempo de ofertar su catálogo. Puede ser que el temor de competir con empresas gigantes que han copado el mercado editorial infantil y juvenil, sea un freno para muchos autores y editores.

Lo cierto es que en Manabí se están moviendo, aún desde las sombras, excelentes proyectos literarios que cuando vean la luz, no pasarán desapercibidos. Autores y obras que necesitan una oportunidad para llegar a todos esos lectores, en quienes consideran, sus historias tendrán un nexo.


No hay comentarios: