martes, 20 de octubre de 2009

Una antología necesaria pero incompleta


La última vez que vi a Carolina Patiño fue a inicios del 2007, en Guayaquil, su ciudad. Meses después un amigo cercano a ella me escribiría al messenger que justo ese día y en esos instantes se realizaba su funeral. No le creí, el tipo era un bromista al que no debía creérsele nada. Me despegué de la computadora y corrí a las cabinas telefónicas más cercanas. Augusto Rodríguez, su novio y mecenas, me confirmó lo peor.

Dos años han pasado desde este trágico suceso. Dos años en que la obra de Carolina se ha difundido en más espacios dentro y fuera de Ecuador. Te Suicida (2008), su libro póstumo confirmaba -junto a su primera obra Atrapada en las costillas de Adán (2006)-la intensidad de su poesía.

Ahora me encuentro con esta Antología poética (CCE, 2009) que no le hace justicia a toda su obra: primero porque está incompleta y segundo porque se debió incluir un estudio exclusivo (sí, Fernando Nieto Cadena es, además de un poeta original, un crítico excelente, pero hubiera sido interesante conocer otras lecturas). Entiendo que el propósito de Augusto, como responsable de esta edición, es la de acercar la totalidad de la poética de Carolina a cuantos más lectores se pueda, perdurarla en la memoria de quienes la conocimos y de quienes no.

Como lector seguidor de la obra de Carolina esperé una antología más profunda en su concepto analítico (sin duda las colecciones de Antares me han mal acostumbrado) y más humana (acercándonos a la autora, a su vida, conflictividades emocionales claves en su obra, etc.). Esperemos en algún momento encontrarnos con esa ANTOLOGÍA para bien de las nuevas generaciones de lectores que deberán, obligadamente, conocer a esta importante poeta de nuestro país.

2 comentarios:

Echos d'Amérique Latine dijo...

Hola!
Buscando poetas contemporaneos ecuatorianos, cai en tu pagina que me parece necesaria, ademas de estar bien escrita. Es uno de mis buenos descubrimientos del dia. Ya me lei también algunos de tus poemas en otras paginas donde estas antologado.
Te sigo la pista y a ver si un dia nos tomamos unos tragos de esos que te dejan en el suelo...
Noelia

Antonio Vidas dijo...

Debiò ser tràgica la noticia;doble muerte entre su juventud y su vida; es triple el golpe!.
Y es que es una axioma irrefutable, en lo que respecta al tiempo y al olvido;usted da en el clavo; las antologias siempre vienen con vìsceras menos,afrontan el estudio imcompleto, y los lectores, en necesidad de buscar una anatomìa ìntegra de sus gustos, vuelve precariamente con los ojos talados!!!
Me pongo por ejemplo: soy de los que nunca pudo comprarse un libro;rebuscaba en las bibliotecas pùblicas-para mi asombro-muy pocas joyas de las que hablar, otras que ya deberìan estar en la morgue, segùn la evoluciòn del pensamiento saltàndose algunas etapas..¿Ha leìdo usted "Las huellas de tu sandalia" de Hidrovo Peñaherera?, seguramente sigue allì en la biblioteca municipal de Portoviejo, pero el conjunto de la informaciòn en lo que cabe a este autor, nadie la nombra..Le escribirè un retazo , de memoria, dice asì:"En el viento que es ùnico pasajero de esta tarde, te escribo esta carta.No la rompas , porque hoy estuve triste.."Juzgue por usted mismo, es de él.
Algo he leìdo de Carolina en otros blog, parte de su obra, y aveces he comentado; y para ser sincero, me gusta asì de tràgica como una manzana joven...como ese verso de ella de "demasiados espejos, descuelgan tambores en mi funeral"...Asì de visionaria entre las làgrimas de azogue y acùstica entre los golpes de angustia en el pecho de los presentes...

Què serà entonces cuando el ebook,carmoma las lindes del papel?,¿habrà un hades digital para todos?...El tiempo no resuelve que hayan menos poetas, ¿acaso es dèbil la morgue de papel de la memoria colectiva?,¿acaso son los enlaces inequìvocos del mensaje del autor con lector que haya que, indiscutiblemente,sostener que, existimos entre una sociedad, aburrida, ignorante , desleal con las ideas del hombre; una sociedad màs analfabeta,en vilo y de frente con sus necesidades mas miserables?,Pero este es ya otro punto;pero este punto y como el que usted refiere,Alexis, son las carcomas que, poco a poco serruchan el piso al futuro y el progreso de un pueblo!:Verdad.Ellos son los que pierden!!..Saludos ausentes..