lunes, 10 de agosto de 2015

“Sobre todas las cosas debes ser creativo”

Afiche oficial del encuentro.


El Centro de Danza Montedearte, no solo es un grupo referencial en Manta, sino que ha impuesto su estilo y ha creado escuela a lo largo de sus 16 años de creación en su provincia Manabí, y ha logrado el reconocimiento artístico en su país: Ecuador.

A la par de su trabajo como centro de danza, ha gestado, organizado y mantenido el Encuentro Internacional de Culturas Nuestras Raíces.

Carlos Delgado, bailarín, coreógrafo y Director de Montedearte, es uno de los rostros más  entusiastas detrás del encuentro. Dialogamos con él, a propósito de la realización de su décima edición.



¿Qué representa estar detrás de un encuentro que cumple ya su década de actividades?

Tiempo, pasión y sacrificio. Llegar a diez ediciones ininterrumpidas de un encuentro con la línea de pensamiento que tiene Nuestras Raíces es complejo, hay que planificar y ser audaces también, no solo porque nos manejamos contra corriente, por la creación permanente de estrategias para la formación de público que no sean solo nuestros familiares, por las innovaciones que se solicitan a los trabajos de las agrupaciones que son incluidos en la agenda de cada año o por las luchas constantes en esta guerra fría de monopolios artísticos y pereza burocrática que se vive en nuestro país; sino porque diez años es la edad precisa para que un encuentro independiente, de la magnitud con la que soñamos, emprenda al fin el vuelo. Estoy comprometido y resuelto a lograrlo.


Carlos Delgado, Director de Montedearte.


¿De dónde aparece el concepto de Nuestras Raíces?

De lo que carecemos, no tenemos identidad propia como ciudad, como puerto. Algo había que hacer y sentía que con bailar y montar obras no bastaba. Con Montedearte, a nuestros cortos tres años de vida (2002) creamos la primer obra histórica de Manta, Umiña Danzando con la Muerte, y obtuvimos el Mérito Cultural de Manta y todo tipo de condecoraciones, cartones y placas de muchas entidades que acostumbran darte cuando sobresales y el dinero no es una opción; recién allí la colectividad recordó que esta tierra era de cholos, nativos pescadores. La tierra tenía sus raíces más no se reflejaba en la población que aumentaba vertiginosamente por la afluencia de emigrantes interprovinciales, nacionales y extranjeros. A la par continuábamos presentándonos por el país y vinieron giras por Estados Unidos y Sudamérica. En todos los viajes a otras regiones del Ecuador y en el exterior; las costumbres y tradiciones muy propias de su entorno eran valoradas. Teníamos que mostrar esa consciencia colectiva en Manta, un puerto que debe apuntar y trabajar ferozmente en el desarrollo turístico y en el arte. Recién en el 2006 al retornar de una gira mundialista por Alemania recibimos el respaldo económico que necesitábamos para empezar esta nueva lucha.

Escena de la obra Umiña danzando con la muerte.


¿Qué artistas y grupos participan este año y qué ha determinado su invitación?

Artistas y grupos representantes de Francia, Alemania, Panamá y Ecuador. Lo que determina su participación es la diversidad de géneros y artes, su innovación y en unos casos para los que repiten presencia escénica en Manta, su excelente aceptación en ediciones anteriores. Tenemos en esta décima edición un recital de piano (francesa Elsa Cuny), presentaciones de Danza-Teatro (Cuervos Danza Teatro Contemporáneo), Danza Contemporánea (Ballet Companie Oldenburg-Alemania), Danza Etno Contemporánea (Carlos León, Quito), Danza folclórica y tradición oral (Son Montuvio, Ballet Quitus, Cucaña, Montedearte), show (Dasha Belly Dance), bailes urbanos (DRAKO de Panamá, Jhomara Rodas, Dance stars, etc.), cantantes de música nacional y extranjera (Juan José Jaramillo-Dinastía Jaramillo, Carmen Jiménez, La “Negra Brunner”). Enfatizamos en la creación de espacios para talleres formativos en danza, ponencias culturales y siempre apuntamos a formar un público joven, sin olvidarnos de fortalecer a los mayores y adultos mayores.



¿Cuánto trabajo representa estar detrás de Nuestras Raíces y cuántas personas participan en su logística?

Por sobre todas las cosas debes ser creativo, después, tu perfil para estar detrás de este gigante en crecimiento es el ser inagotable, inquebrantable, multifacético, ingenioso, “minguero”. Se planifica y ejecuta día tras día, seis meses, con sus noches en vela. Para esta décima edición contamos con un equipo creativo: un director, dos asesores, cuatro asistentes de dirección, tres productores asociados, una relacionista pública, un jefe de logística, un jefe de departamento técnico y audiovisual, jefe de tramoya y escenografía, un vestuarista.

Montedearte en una de sus coreografías.




Se trata de un encuentro internacional, sin embargo, y con diez años de trayectoria, ¿consideras que se encuentra en el sitial que merece?

Aunque hemos tenido delegaciones y artistas de Francia, Alemania, Estados Unidos, México, Cuba, Panamá, Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Chile, Argentina, etc. Uno de nuestros mayores errores fue depender casi exclusivamente y por mucho tiempo de fondos públicos, un par de sponsors y pare de contar, esto nos limitaba, he de confesar que nos convertimos en seres cómodos dependientes del dinero del estado, como lo son la mayoría de gestores que trabajan actualmente en diferentes actividades artísticas de esta o menor envergadura dentro de nuestra provincia y país. Pero desde el encuentro número siete nos manejamos a nivel corporativo, dejamos de depender exclusivamente de fondos público y nos comenzamos a manejar como empresa, esto no fue fácil, pero para el décimo encuentro podemos decir que de los $21.000,00 que se invierten, solo el 15% es de fondos públicos fijos y el resto de la empresa privada. Este es un paso importante que nos llevará indudablemente al sitial que merece Nuestras Raíces.



“No es un cuento, es una maravilla” es la campaña audio visual que circula en redes sociales ¿qué personajes participan en ella y qué objetivo tiene más allá de promocionar el encuentro?

“No es un cuento, es una maravilla” es una campaña que va más allá del encuentro internacional a celebrarse en agosto de cada año, es el principio de una amplia campaña de expansión del desarrollo artístico, de espectáculos y obras de arte en la costa ecuatoriana, un epicentro en Manta que retumbe en Latinoamérica en su primer lustro, desde la empresa independiente, privada y no solo de fondos públicos. Esto lo tengo claro y está pensado a cinco años; para ello se ha sumado a la campaña cultural grandes personajes reconocidos de la ciudad, en primera instancia artistas, empresarios, periodistas, docentes, faranduleros, representantes de la sociedad civil y ciudadanía en general; y a nivel nacional e internacional agrupaciones, maestros, famosos y directores de arte.

 
Video de la campaña audio-visual que se ha emprendido.



No hay comentarios: