lunes, 26 de enero de 2015

Graduación y el viaje a San Mateo (parte I)

Imagen tomada de http://clandelobos.ucoz.com/blog/graduacion/2011-05-19-8

Y ha habido también otros a quienes el Señor ha mostrado todas las cosas, y las han escrito; y han sido “selladas”, según la verdad que está en el cordero, para aparecer en su pureza a la casa de Israel en el propio y debido tiempo del Señor.

Libro de Mormón

Tal vez, si Dios existe, sea tan amplio que pueda parecerle distinto a cada uno.

Graham Greene

Sí, usted sufre, pero usted debería amar su dolor, porque es el dolor de Cristo.

John Updike

Finalmente Danni Pulido, obtuvo el título de bachiller en Ciencias Filosóficas en el LICEO NAVAL, con una brillante tesis, más cercana a la literatura que a la filosofía, titulada: FRAGMENTOS ENTRE SALINAS Y ALMENDROS L 14: UN ENCUENTRO CON SAUL BELLOW Y JOHN UPDIKE.
Mientras se acercaba a su madre y a su hermano para posar para la foto, se le vino a la mente un pensamiento de PASCAL:
El proceder de Dios que dispone todas las cosas con dulzura es comunicar la religión al espíritu por las razones y al corazón por la gracia. Pero quererla imponer en el espíritu y en el corazón por la fuerza y por las amenazas, no es llevar allí la religión, sino el terror, terrores potius quam religiones…

Ya habían pasado tres años desde el asesinato de su padre Joey, y su ausencia era un dolor, una herida, que todavía no había cicatrizado completamente. Danni se sentía robado, le habían quitado el placer de ver envejecer a su padre amado. Extrañaba a su dulce padre y siempre recordaba aquellas palabras tan suyas, que le decían:

-      Danni, nosotros somos pobres, no tenemos nada. No puedes ir al colegio a perder el tiempo en clase. Al menos pon atención en las clases y no pases todo el tiempo distraído y conversando. Como hombre pobre mi consejo es lo único que puedo dejarte como herencia, además de la biblioteca de tu abuelo, ¿sí sabes que te amo?, ¿sí sabes que yo sólo vivo por ti y tu hermano?

Así que pasó el tiempo y Danni seguía sin darle importancia y seriedad a la vida. Pasaba los años y terminaba los cursos por inercia, pero lo que en verdad lo distraía era el surf, el karate y el fútbol.
En una ocasión tuvo un accidente en el colegio y se le dobló el tobillo de manera dramática hasta provocarle un trauma con hemorragia interna y provocarle una dolorosa hinchazón. Danni no podía creer lo que le había pasado y mientras se bañaba se preguntaba con risa histérica: ¿por qué me tuvo que pasar esto a mí?, ¿por qué me tuvo que pasar esto a mí?
Desde entonces su padre le obligó a usar apretadas tobilleras para jugar fútbol o para practicar boxeo tai.
Al igual que su padre, eran los deportes lo que en realidad lo apasionaba.
Entonces ocurrió el asesinato de Joey, padre y todo cambió para el joven Pulido, que tuvo que madurar de golpe.

Ahora tenía dieciocho años y posaba junto a su madre y su hermano para la foto, en la que aparecía con el diploma en las manos.
Había quedado de acuerdo con su madre, que después del colegio tomaría unas cortas vacaciones en la playa. Viajaría, mientras que su madre Penélope y su hermano Joey, jr, se quedarían en casa.

Cuando llegaron a su hogar, su abuelo lo recibió muy contento, y hasta con lágrimas en los ojos. Él había prometido no hablar de su hijo para que el joven Pulido pueda recordar a su padre en silencio, en las fotos de la casa, pero no quería que aquel recuerdo se convirtiese en una herida profunda y purulenta. Y sin embargo, recordó cuando junto con su esposa, celebraron la graduación de Joey, señor en IDEPRO como asistente de contabilidad.

Su anciana abuela, ahora completamente ciega, estaba feliz de aquel logro. Con el carácter de Danni, siempre tan distraído, nunca tuvo muchas esperanzas de que terminara el bachillerato. Pero pronto se desanimaba y a duras penas lograba sofocar un sollozo causado por la ausencia de su hijo. Danni era tan parecido a Joey, mientras que Joey, jr era la fiel copia de Penélope, aunque en ocasiones sorprendía a todos con su vena de inteligente locura, particularmente similar a la de su padre.
Tenía el mismo tipo de sangre de la madre de Pulido, y los huesos de la cabeza tenían la misma forma que los huesos del cráneo de la madre de Pulido. El niño tenía tendencia a tener un carácter áspero como el de la madre, pero la ternura de la abuela y el amor como la miel siciliana de Pulido lo fueron educando en el mundo de los buenos sentimientos, de las ideas nobles y altruistas, de la misma forma que Danni.
La familia Pulido se caracterizaba por ser la típica clase media de gente extremadamente buena y noble.
En el mundo de los Pulido valía más ser buena persona que una persona muy inteligente porque una persona cruel e inteligente consigue mucho éxito en la vida pero siempre termina sacrificando las cosas más bellas y nobles de su humanidad. Era lo que se llamaba vender el alma al diablo.
Pronto toda la familia estaba reunida en torno a la mesa y todos estaban hambrientos, pero también tenían miedo de pronunciar el nombre del difunto. Penélope entraba y salía de la cocina con la comida, la torta de chocolate y las cervezas heladas.

Celebraron aquella feliz ocasión con mucha conversación sobre el futuro, que también significaba el final de una etapa de la vida del joven Pulido y el comienzo de otra. Una etapa llena de desafíos intelectuales, su memoria se pondría a prueba una y mil veces, sus conocimientos serían revisados por sesudos profesores universitarios, su conducta sería analizada, toda su vida privada sería inspeccionada, cualquiera no podía pasar el filtro académico para ingresar al selecto círculo de la educación superior.

Por: Sam Scholl (narrador ecuatoriano)
 
(Fragmento de la novela Arena Amarilla que será publicada -como tres anteriores obras- por entregas semanales)

No hay comentarios: