domingo, 8 de mayo de 2011

Resistencia / Seguimos peleando




¿Pueden las bandas trasmitir un pensamiento político definido en sus líricas? ¿Existe a partir de este planteamiento político un compromiso social inclaudicable? Ciertamente que sí. Muchas bandas insignes, sobre todo latinoamericanas, nos han demostrado que es posible fusionar el metal con ideas negadas al vacío y al absurdo, cumpliendo un rol de entendimiento y posibles soluciones a las múltiples problemáticas que padecen sus países. Resistencia, en el nuestro, es una de estas bandas.

Así su álbum Seguimos peleando (Sur del cielo, 2009) no es un trabajo más de heavy metal ecuatoriano, si no toda una manifestación contestaría y de inconformismo con el entorno politequero, corrupto y también desalmado al que como músicos-ciudadanos se han visto sofocados.

Por ello temas como la corrupción, prejuicios, racismo y la rebeldía, desde lo ideológico, son la más clara evidencia de un compromiso de banda con la causa social reflejado en canciones como Seguimos peleando, Ponte en marcha, Burocracia, A presión, Polución, Brazo de hierro, No aguanto más y Sotanas negras (sin la necesidad de entregarse a la simple propaganda o lo que sería peor al servicio interesado del partidismo maquinador).

Trabajo donde el seguir peleando por aquellos ideales trazados, no solo es un simple título, sino la voz colectiva de esta banda que intenta con afán legar un mensaje positivo. Su explicitez lo logra.

No hay comentarios: