lunes, 9 de agosto de 2010

Rock y política ¿necesaria vinculación?



La pregunta me surge a partir de un comentario de un amigo, que tras la asistencia a un concierto gratuito desarrollado hace pocas semanas en Santo Domingo, le ha venido dando vueltas la idea de si es necesaria la vinculación del rock ecuatoriano con los entes políticos del país.

Si pidiésemos la opinión de los miles de rockeros existentes se escucharía un rotundo NO, y no habría por qué sorprenderse, la política para los rockeros ecuatorianos es sinónimo de artificios y aprovechamiento, de mentira y desvergüenza que se debe evitar. Muchas bandas lo han dicho en canciones consideradas himnos y estandartes de defensa ante esta pregunta.

Pero dejando el prejuicio a un lado, sabemos que hay rockeros que han creado asociaciones abiertamente encasilladas como políticas, asociaciones que han logrado un apoyo del estado ¿a cambio de qué? Suponemos que de una integración y socialización de las llamadas culturas urbanas (las mismas que deben lidiar con problemas radicales, por ejemplo lo ocurrido hace poco: la muerte de un skinhead a manos de un punkero). ¿Cómo lograr esta socialización entre las culturas urbanas del país? simple: mediante conciertos al aire libre.




Particularmente no he sido testigo de ninguna socialización entre estas culturas urbanas, un concierto no logra un acercamiento permanente, tal vez si uno esporádico, pero la realidad es que las diferencias se mantienen por la idiosincrasia y prejuicios latentes.

¿Qué falta entonces para que estas asociaciones políticas, nacidas entre rockeros, logren objetivos realizables? Primero demostrar que no se trata de arribistas en busca de recursos económicos y poder; segundo lograr que los eventos que organizan puedan brindar información de lo que buscan alcanzar (a veces no basta la simple palabrería de momento sobre el escenario y es más eficaz el aporte de un boletín impreso) y tercero demostrar que la socialización puede realizarse más allá de un concierto.

Asociaciones políticas de rockeros, tal vez, siempre y cuando su labor sea demostrar que aquella socialización entre las culturas urbanas que tanto se pregona es efectiva y tiene resultados y beneficios para los rockeros ecuatorianos.

No hay comentarios: