viernes, 6 de agosto de 2010

“El doom implica mucha madurez”




Entrevista a la banda El delicado sonido del trueno

Hace pocos meses El delicado sonido del trueno visitó Manabí, para muchos fue grata la sorpresa de poder apreciar a esta banda, que a pesar de la pérdida de su vocalista y el desfase que suele ocurrirle a toda agrupación tras un suceso de esta clase, supo recuperarse y demostrar a todo el país que no estaban aniquilados.
Su reciente promocional “Live Version”, cuyos tres temas podrían desde ahora catalogarse como tres piezas necesarias dentro del doom ecuatoriano, dejan claro que DST es una banda que promete y mucho.
Dialogamos con dos de sus integrantes: Juan Carlos Campuzano (tecladista) y César Aldás “Sohamel” (bajista) para conocer sobre la salida de este promo y otros temas relacionados a la banda.

DST es una banda que ha logrado, y con justo reconocimiento, hacerse de un nombre dentro del metal ecuatoriano ¿cómo y cuánto han debido recorrer para logar este propósito?
CARLOS: Principalmente ha sido la perseverancia y el amor a la música, es lo que nos une a todos y bueno con altos y bajos se ha logrado conseguir el nivel actual.

Tras el suceso fúnebre en la banda muchos creímos que DST quedaría para el recuerdo ¿qué los motivó a continuar y quién o quiénes han sido los responsables de este regreso?
CARLOS: La verdad para nosotros fue muy duro, pero jamás decaímos ya que desintegrar la banda no tenía sentido; cuando un miembro de una familia se va esta no se separa, al contrario esta es más unida y siempre la recuerda y hace las cosas bien para que la persona que ya no esta físicamente siga viviendo en nuestro recuerdo y presente.

¿Cuándo concibieron que el trabajo “Live versión” (2010) sería el tributo post mortem a Paulina?
CARLOS: Es un digno homenaje para un miembro tan importante de la banda, como lo es Paulina, pero en sí es un adelanto de lo que será el disco.

Temas como Massiel y Soledad Inerte, por su estrecha relación en torno a la ausencia y una resignación a media, ¿podrían ser considerados una primera y segunda parte en la función de perennizar a Paulina?
CARLOS: Específicamente Massiel es para Paulina y los demás son temas representativos de la banda.




¿Por qué optar por un “Live versión” y no un trabajo más elaborado que evite los riesgos de grabar en vivo?
CARLOS: Se está trabajando en eso, pero se dio la oportunidad de sacar este promo y se lo hizo.
SOHAMEL: En realidad cuando registramos este trabajo nunca tuvimos la intención de publicarlo, más bien fue como una prueba. Al escuchar el resultado nos dimos cuenta que tenía algo especial, entonces decidimos que sería una buena idea que el público lo escuchara.

El concepto lírico de la banda es lúgubre, con el tema de la muerte, nostalgia y una pesadumbre inquebrantable ¿se sienten, mediante esto, más comprometidos con el doom o es sólo una etapa que podría evolucionar en cuanto a su perspectiva existencial?
CARLOS: No es imperativa esa tendencia ya que todo se hace bajo consenso y se opta por hacer lo que la mayoría decida, así que en el sentido de letras si se podría variar.
SOHAMEL: La evolución es inminente y el resultado siempre será música que nos complazca, fuere cual fuere el género en el que termine encasillándose.

Se sabe que géneros como el doom tienen una estrecha relación con la creación literaria, como la poesía, ¿quién o quiénes son los responsables de concretar las historias y comprimirlas para que puedan ser cantadas?
CARLOS: Principalmente Lenin y Luis David, pero siempre hay algo que aportar de parte de todos.

Cambiando de tema ¿cómo le va a DST ahora que han reiniciado sus actividades en los distintos escenarios del país y sobre todo armados de tres temas que son una descarga emotiva?
CARLOS: La verdad muy contentos, porque se está viendo la aceptación del público sintiendo así el resultado del esfuerzo y dedicación, además de la responsabilidad que implica.
SOHAMEL: Estamos logrando satisfacciones que nunca antes habíamos logrado obtener, y queremos cada vez más y más. Es una sensación indescriptible. La respuesta del público hace que todo el esfuerzo valga la pena.
¿Además del “Live versión” con el que han sorprendido a muchos metaleros del país (por la calidad del sonido y presentación), en qué otros proyectos trabaja actualmente la banda?
CARLOS: El principal es la grabación del disco, hacer un par de videos y seguir componiendo, además de seguir dando conciertos.
SOHAMEL: Este Live Version es solo una pequeña muestra de lo que estamos registrando para un álbum que esperamos publicar muy pronto. Al hacerlo se virará la página y entonces sí, podremos escuchar la verdadera evolución del Delicado Sonido del Trueno.

Así como Sohamel (ex bajista de The Grief) hoy está en las filas de DST ¿qué antecedente bandístico posee Karina Muñoz?
CARLOS: Dentro del metal no tiene antecedentes pero es un diamante en bruto, tiene una voz hermosa y un gran potencial, lleva la música en la sangre y DST es la primera banda de metal en la cual participa. Podemos destacar que ha colaborado en la grabación del disco de Roma Santa, como vocalista invitada, demostrando su talento.

En el cierre, y esto por la madurez que como músicos han alcanzado, me gustaría saber ¿cuál es su recomendación para todas aquellas nuevas bandas doom que en el propósito de presentar una obra sensible, caen en la sensiblería más común y trivial?
CARLOS: Considero que lo principal es hacer música y no encasillarse en un género, ya que eso genera muchas limitaciones, hay que hacerlo con pasión y esfuerzo para obtener un buen resultado.
SOHAMEL: El doom, contrario a lo que se puede pensar, implica ciertamente mucha madurez. La velocidad a la cual se ejecutan ciertos riffs obliga al ejecutante a no cometer ningún error, ya que si sucede será bastante notorio y no podrá ocultarse tras la potencia de los amplificadores. La recomendación es mucha perseverancia y sobre todo mucho sentimiento.

No hay comentarios: