domingo, 27 de junio de 2010

Ecuador Brutal # 1





De las contadas compilaciones que han aparecido en el Ecuador, son pocas las que verdaderamente han logrado mostrar el panorama musical metalero del país (sin temor a equivocarme puedo decir que el Ecuador subterráneo II -1999- aún no ha sido superado en su acertado modelo). Esto porque una compilación debe partir de un objetivo claro, de la especificación de que un solo compilado no puede comprimir la multiplicidad de bandas y estilos dispersos en un país (no siempre ese “Ecuador metalero” se resume en 10 ó 12 bandas).


Con este antecedente Brutalidad total (sello guayaquileño) acaba de editar y poner en circulación Ecuador Brutal # 1 (2010), compilatorio que agrupa a un conjunto heterogéneo procedente de ciudades como Machala, Guayaquil, Quito, Loja, Cuenca y Manta, y cuyos géneros se centran en el metal core, death metal, heavy metal, brutal death grind metal, thrash, gothic doom, death core, hardcore fusión y power metal.


El disco lo abre la joven banda Juliet cuyo tema Shadows denota la energía y potencia de esta agrupación de metal core. Parálisis en una línea death metal deja claro en Sinopsis que su trabajo pronto alcanzará el reconocimiento. Masectomy en Virgen enmascarada arremete con un enloquecedor brutal death grind metal. Blasfemia en Waiting the end demuestran ser unos excelentes pupilos de Deicide, aunque lo suyo sea thrash death metal. Ángel Caído baja la intensidad con su pasivo tema heavy Algo oculto. Black Sun enseña como adaptar un tema nacional y darle un toque heavy speed en La pinta, La Niña y la Santa María. Lago gris y su gothic doom nos lleva a destacados pasajes lúgubres en Amor de serpiente. Distimia en Sepulcro de cráneos lleva a un estado de locura con su death metal core. Humano en Veneno destaca su thrash de lírica social. Protervia en Cadáver putrefacto deja una lección oíble de perturbante death grind. Ácaro con un heavy conservacionista acierta en su tema Muerte, sequía y destrucción. 9 púrpura en Hasta el límite presenta un heavy rock meloso peor bien logrado. Réplika en No bajes la guardia aporta con metal core de estribillos pegajosos que denotan la madurez y experiencia en esta banda. Desorden en su desenfadada Disparar le dan una frescura al compilado con su hardcore fusión. Mordaz en Generación de terror atacan con un interesante power metal. Y finalmente Profecía en Mundo sin ley devastan un su característico y personalizado thrash.


Ecuador Brutal # 1 no depende de esta lectura, sino de cada uno de los metaleros que acceda a un ejemplar de este trabajo que presenta una excelente calidad (disco profesional y librillo full color) y desde ahora -y para la historia del metal tricolor- registra una época donde parte del abundante metal ecuatoriano fue representado por 16 bandas.



No hay comentarios: