lunes, 22 de febrero de 2010

Metal en Santo Domingo

Total Death es para muchos rockeros ecuatorianos una banda insigne, propagadora del death doom y cabeza referente al hablar de este género en nuestro país. Sus trabajos Bajo el mismo extraño cielo, Silencio de soledad, El rostro que llevamos dentro, y Desolate recollections, han logrado más adeptos que cualquier otra agrupación (y también algunos detractores que no han visualizado la proyección internacional de la banda).

No puedo negar ser un seguidor de Total Death, les he seguido el rastro, he escrito sobre ellos y sus trabajos. Es una de mis bandas nacionales de cabecera, a la que cada cierto tiempo vuelvo a sumergirme con mayor emotividad, sabiendo que su música me salva, y aunque me hiera al principio, siempre será un acto de masoquismo renovador el escuchar cada uno de sus temas.

El próximo 6 de marzo estarán como cabeza de cartel del concierto Acero Metal Descarga II, en la ciudad de Santo Domingo, compartiendo escenario junto a las bandas Kadaveium, Sueño Eterno, Misery (nuestros cofrades mantenses) entre otras agrupaciones. Como buen seguidor de Total Death debería estar entre el público que los espectará, corear sus canciones más importantes y sobresalientes, juntarme a esa masa fúnebre que como yo han crecido musicalmente con la banda. Pero reconozco que soy un mal seguidor, quizás no iré, me quedaré en casa, escuchándolos, intentando encontrar más poesía de la ya hallada en sus letras, conservándolos de la única forma que conozco: individual.

Mientras el concierto se sigue promocionando adecuadamente en El Expreso Nocturno, el programa radial rock metalero de Santo Domingo, donde Kléver Villa (uno de los locutores) despliega una debida promoción junto a todo el metal adictivo que domingo a domingo difunden.

Bien por Total Death y el resto de bandas. Bien por todos los seguidores de esta banda que abarrotarán el espacio del concierto. Bien por los panas de El Carmen, Pedernales, y La Concordia que emprenderán el viaje al mejor ambiente que conocen: el metal.

No hay comentarios: