lunes, 11 de mayo de 2009

Anathema, una realidad demasiado cruel




Francisco, el ex vocalista de Beleth fue el culpable de que haya llegado a Anathema, fue él quien me compartió el Alternati 4, uno de los más deprimentes y desoladores trabajos a lo que un oyente sin mayor proyección de vida puede llegar. Ahí estaba, a los veintiún años, en un primer año de universidad, sin nada mejor que hacer que escuchar una y cientos de veces las mismas canciones de esta banda.

Jamás pensé que obtendría toda su discografía, que me atrevería a llevar a cabo un ensayo que hablara sobre la poética de sus letras (que espero algún día terminar), que me refugiase en sus canciones todas las veces necesarias posibles, siempre más crueles en sus planteamientos existenciales. La realidad es cruel en muchos casos.

Recuerdo que hace unos años dije que la banda por la que me arrastraría hasta Quito sería Antahema (nunca creí que llegara este día) y ahora que están próximos a llegar (28 de mayo) no estoy seguro de cumplir mi promesa. Las cosas cambian alrededor de uno, la situación se estrecha, la desesperación gobierna, la crisis cala y cala hasta los pálpitos acelerados de la desdicha.

Pero aún vamos a mediados de mes y no todo puede continuar de fracaso en fracaso…

No hay comentarios: